Recuperando el hábito perdido de comentar vídeos de YouTube…

1. Descargar fotos de Tuenti
Ya es de sobra conocida que una de las características que "vende" esta Red Social sea la opción de no descargar imágenes. A día de hoy ya es más conocido el sencillo sistema con el que es posible obtenerlas. Pero el problema no es ese, si no que además esas imágenes están disponibles para cualquier persona; siempre y cuando conozca la URL de la fotografía.

2. El grupo PRISA promociona su artimaña en sus medios
Parece mentira que a estas alturas ocurra... pero está claro que si un gran grupo de inversores controlan una Red Social que les aporta muchos beneficios, les interesa que sea conocida. Las técnicas de márketing.

Pero en este caso el problema no sólo está en que "te vendan gato por liebre", si no que los usuarios estén ya tan mal habituados que "no distingan un gato frente a una liebre". Valoraciones personales a parte, lo importante de una Red Social son sus características, no la belleza de sus interlocutores. 3. Los menores en la Red
Bien, si es cierto que esos vídeos son de hace cerca de un año, la sopresa llega ahora. Recientemente en una ponencia de la Directora de Privacidad (minuto 54:20) le preguntan sobre ese sistema.

La respuesta treinta segundos después dice:

La primera versión del protocolo de borrado era ir investigando (no se lo digáis a los chavales) pero investigábamos, mirábamos fotos, y también por denuncia de otros usuarios que se denuncian a sí mismos. O sea, enseguida tenemos una cantidad de chavales que reportan que otro grupo de chavales que tienen menos de cartoce, que es alucinante; y una vez que pillas a uno, pillas a todo el grupo de amigos. Entonces, a esa gente le pedíamos el DNI para que lo aportaran en un plazo de 96 horas.
Ahora lo hemos hecho alrevés, como veíamos que no era 100% efectivo, lo que hacemos es desactivar automáticamente a la mínima sospecha el perfil, lo dejamos inactivo (un bloqueo conforme a la Ley de Protección de Datos) y, hasta que el chaval no aporte el DNI, no se le reacciva.
- Pero cuando dice "la mínima sospecha", ¿a qué se refiere?-
Es que no te voy a decir el secreto de la cocacola.
- Por eso te preguntaba, quería que fuera una buena pregunta.-
Pues digamos... digamos que es a través de un sistema de reporte. Cuando denuncian, los compañeros dicen que son menores. Esa es la, la raíz de todo, y a raíz de ahí, tiras de todo el equipo.
- El tema que normalmente las personas que conocen que conocen a una niña de trece años que se ha hecho Tuenti, las personas que conocen a esa niña, tienen entre trece y doce años. O sea, que nadie va a denunciar que hay una menor. La puedo denunciar yo, porque la conozco; [En ese momento, de fondo, Natalia, le dice: "dime el colegio de tu hermana que la voy a denunciar"] pero si no la denuncio yo pues entonces...-
Mira, pero eso pasa con Artemi Rallo, con el director de la Agencia... las hijas le han dejado... o sea, las amigas de las hijas le han dejado de hablar a las hijas de Artemi, porque claro... le está...
Y Artemi insiste que según sus cálculos mentales, tiene que haber entorno a 600.000 y yo lo primero que voy a hacer es borrar su colegio de la niña y el de tu hermana también.
O sea, son métodos; tenemos métodos, tenemos sospechas, tenemos reportes... y hacemos lo que podemos. No es fiable, no es 100% exacto.
-Yo entiendo que es complicado de hacerlo-
Es difícil, muy difícil.
-Pero quería saberlo-
Muchas gracias.

La siguiente pregunta, en la que se revela que "no habría Red Social" si se pidiera el DNI a todos los usuarios para entrar... no tiene desperdicio.

Pues bien, parece que después de un año no han podido hacer un sistema de verificación de la edad para una aplicación que, siendo española, podría ser muy sencillo de hacerlo. Pero, de nuevo, el problema no es ese, si no que hoy en la Plataforma Social "TuEntidad.es" aparece una noticia. En ella indica brevemente que se implementa un nuevo mecanismo con el que se puede certificar el nombre y apellidos (algo que Tuenti valora mucho) y también la edad de una persona... todo ello gracias a un simple documento que tenemos todos los españoles: el DNI.

¿Pero cuál es el problema entonces? Sencillo:

4. Los datos de los usuarios son la moneda de cambio

Un usuario que usa REGALA sus datos personales (paga con ellos) a la empresa (o grupo de inversores) que están detrás de la Red Social, enriqueciéndose. Si no... ¿por qué es gratis entrar en estas Redes Sociales y, sin embargo, siguen siendo rentables?

Un usuario puede decir su nombre, puede decir quiénes son sus amigos, mostrar las fotos de por dónde sale, y compartir sus datos personales... pero ¿quiere certificar que es quién dice ser?

En fin, si bien este sistema es el comienzo de la solución que más se acerca a la 100% eficaz (muy cercana en el caso de España) y encima es presentado de forma libre, no habría que dejar de tenerlo muy en cuenta.

Esto deja de nuevo muy claro la potencia del Software Libre, que ha vuelto a dar una buena patada en el culo a las demás Redes Sociales ofreciendo el secreto de la mejor cocacola de forma abierta y sin tapujos.

Anuncios