Siguiendo la tónica de las entradas anteriores, sigo analizando varios vídeos donde el director de comunicación de Tuenti comenta aspectos dudosos de la Red Social de moda.

1. Estadísticas.
Sorprendente que una empresa donde, por lo visto, su máximo interés es proteger la privacidad de sus usuarios; no dejen de usurpar sus hábitos y hagan estadísticas de ellos, sin consultarles. Porque en los términos y condiciones del servicio no dicen nada de ello: “que los hábitos de los usuarios se puedan hacer públicos”, o “vayan a ser estudiados”. Es comprensible que lo hagan, pero hay que avisar.

Está bien no decir el número de registros? El uid autoincremental que tienen, además de estar inflado, muestra como es la tendencia de la red: basta con registrarse el día 1 de un mes, y el día 8 de ese mes, y restar los uid que se asignan a esas cuentas… veréis las cuentas que se crearon en una semana.

2. Segmentaciones de los usuarios.
Está muy bien que quieran saber tu localidad o tu barrio… pero achacar eso a poner en varios idiomas la página web, no tiene mucho sentido.

Además, en los términos de uso se indica “TUENTI no controla y, por tanto, no asume ninguna responsabilidad en la posible recogida y tratamiento de información de Usuarios por parte de otros Usuarios o por terceros.“, lo que quiere decir que todos los datos que das (subes, escribes, ordenas, y/o accionas) pueden caer en manos de cualquier persona sin que existan más responsables que tú.

3. Reproductor de youtube
El reproductor de vídeos del Tuenti, que en realidad son vídeos públicos de YouTube (por lo tanto, ese contenido es accesible desde cualquier parte de la red, contradiciendo las premisas con las que dicen que se creó Tuenti) públicos, no lo crearon ellos. Vamos, simplemente poner el código que da google/youtube y remarcarlo con un fondo azul no tiene mucha complicación. “Que hemos programado nosotros”, dice… cuando perfectamente se ve que el reproductor es el de youtube, el mismo que permite ver el vídeo en este blog.

Anuncios