Partiendo un vídeo donde el director de comunicación de Tuenti habla de éste, podemos encontrar varias cosas que faltan a la verdad. Veámoslo:

1. Mensajes gratis
Es cierto que por navegar más o menos desde una conexión por cable a Internet en España generalmente no se paga; si no, se abona una tarifa (en función de la velocidad) al proveedor de servicios -telecable, telefónica, ONO- y a partir de ahí, no hay que pagar nada. Eso no sería un problema en otro país, pero resulta que en España el precio por conectarse a Internet es altísimo.

2. Etiquetarse en una foto
Es verdad que la opción de etiquetarse en una foto está disponible, pero lo que no es del todo cierto es que tú puedas etiquetarte en una foto, que sales, pero que no subiste ni tú ni un amigo tuyo. Gran problema. Tampoco sirve, a la hora de la privacidad, que te etiquetes -más que para perder lo poco que puede quedar-, pero eso es otro tema.

3. Opciones de comunicación
En el vídeo se habla de las diferentes formas de comunicación (llamar, SMS, IRC, MSN) integradas en la aplicación social, pero la primera no aparece. Además, la última de las formas de comunicación que incluyen -el MSN- parece no incluir ni de lejos las opciones que éste permite: cambiar colores de letras, incluir emoticones, videollamada, foto a mostar, sonidos, zumbidos, cambios de estados…

4. Contenido relevante
Se dice eso de que “para nosotros su información es importante”, y claro que sí. Si se echa un vistazo a su blog -por llamarlo de alguna forma- (en concreto su galería de Flickr), podrá verse como utilizan “su” información: estadísticas, estudios poblacionales, y un sin fin de intromisiones a la privacidad moral de sus usuarios.

5. Mejoras en dispositivos móviles
Sorprendente poque tiene que ver con el punto 1., en el vídeo se puede oír el camino actual del desarrollo de esta página web: el móvil. Obviamente, para conectarse desde un móvil, aunque se pueda con el wifi-casero o por el de la universidad o un bar (por los que ya pagarás) o una de las pocas zonas-wifi-gratuitas, generalmente si no estás en uno de esos supuestos, necesitarás utilizar una conexión a Internet por móvil, que son sensiblemente más caras y de peor calidad que las de cable.

6. Orientación geográfica
Está muy bien, además, poder controlar por dónde están los usuarios para bombardearles con publicidad ‘relevante’ y guiarles como rebaños mostrándoles donde tienen que ir. El problema viene con el ejemplo, que es un poco confuso: si tú y tú amigo estáis en una zona cercana y en medio está “uno de los dos locales que más os gusta” (poco debe de gustar si te lo tienen que recordar, o muy cansino llegará a ser si siempre -la gente tiene horarios cíclicos- que vas a pasar por ahí te va a incitar a tomar algo) no tiene que decir un sistema lo que tienes que hacer.

7. Segmentaciones de los usuarios
Está muy bien que quieran saber tu localidad o tu barrio… pero achacar eso a poner en varios idiomas la página web, no tiene mucho sentido.

8. Tamaño de la publicidad
Aunque dice que “sólo dos líneas de texto”, y “la imagen del tamaño de mi uña [la de Ícaro] del dedo meñique”, la verdad es que por publicidad no se quedan cortos: al cargar, hasta tres eventos patrocinados mostrándose a la vez (seis líneas y tres uñas de publicidad ‘relevante’) más luego varios en cola como sea un mal día (y sin opción de no cancelarlos sin visitarlos), y todo ello sin olvidar que el día de tu cumpleaños tendrás el logo de cocacola felicitándote.

Se podría decir algo más… pero creo que es bastante.

Anuncios